Duchas de ahorro de agua

La industria del agua pierde más de 3 billones de litros de agua al día. Parte de estas pérdidas se deben a fugas en la red de distribución de agua, y las compañías del agua son las responsables. Sin embargo, una parte significativa del agua se pierde en las instalaciones del consumidor.

Se trata de un problema serio, ya que las fugas de agua en el hogar o en el trabajo son difíciles de detectar si son pequeñas y constantes. Al no ser visible, no es consciente de que haya una fuga y está perdiendo agua en ese mismo instante.

Comprobar si hay fugas es mucho más fácil de lo que se imagina y solo lleva unos minutos. En este apartado aprenderá a ahorrar agua comprobando si se dan fugas en su tubería de suministro y en las tuberías internas.

cómo comprobar si hay fugas de agua

Cómo comprobar si hay fugas en su tubería de suministro

Solo tiene que cerrar el suministro de agua mediante la llave que se encuentra en el interior de su propiedad y mirar el contador del agua. Si el contador del agua para, no hay ninguna fuga; en cambio, si el contador del agua sigue subiendo, tiene una fuga. Si tiene una fuga, lo bueno es que sabe que se encuentra en la tubería de suministro y deberá informar a su compañía del agua inmediatamente.

Si la fuga se da dentro de su propiedad, usted deberá hacerse responsable de la reparación; en caso contrario, la responsabilidad será de la compañía del agua. Si la fuga es responsabilidad de la compañía del agua, tiene derecho a reclamar una compensación por incrementos en su factura del agua.

Si constata que no hay fugas en la tubería de suministro, deberá comprobar si las hay en las tuberías internas. Siga leyendo para saber cómo efectuar esa comprobación.

Cómo comprobar si hay fugas en las tuberías internas

Una vez haya comprobado si se dan fugas en la tubería de suministro, convendrá comprobar si estas se dan en las tuberías internas. Asegúrese de que la llave vuelve a estar abierta para que el agua fluya con normalidad. Apague la calefacción central y cierre todos los grifos, incluidas las bombas para estanques, peceras y otros aparatos que hagan uso del agua. Compruebe entonces el contador del agua, que debería haber parado.

Si el contador del agua sigue subiendo, no se alarme, ya que es probable que haya dejado algo abierto, como el sistema de calefacción central. Si está seguro de que el consumo de agua debería haber parado y el contador del agua sigue subiendo, puede concluir que hay una fuga. En tal caso debe ponerse en contacto con un fontanero para averiguar dónde se produce esa fuga. Lo bueno es que puede informar al fontanero de que se ha comprobado la tubería de suministro de agua y que no se da ninguna fuga en la misma, lo cual ahorrará tiempo al fontanero y usted se ahorrará costes.

Cómo ahorrar agua potable

Si quiere ahorrar agua, debe tomar medidas. Una vez haya inspeccionado su propiedad en busca de fugas, recomiende a sus amigos y compañeros de trabajo que lean este artículo para que ellos también puedan inspeccionar sus propiedades. No olvide efectuar la comprobación de fugas en su propiedad al menos dos veces al año. También debería prepararse para el invierno aislando las tuberías para evitar resquebrajamientos y manteniendo la calefacción baja cuando no haya nadie en la propiedad. Cuando se haya asegurado de que las tuberías están en buen estado, tenga en cuenta la conservación del agua en su hogar o lugar de trabajo. Juntos podemos conservar agua y reducir de forma significativa los 3 billones de litros que se pierden en toda Inglaterra y Gales.