cesped artificial
Ahorre agua
Evite sustancias químicas
Ahorre energía
césped falso
Los jardineros pueden ahorrar agua si eligen césped artificial en lugar de césped natural.El Jardín Inglés tradicional es verde, corto y exuberante. Durante el verano debe irrigarse con frecuencia para mantener la humedad del suelo y el buen estado del césped. Si no recibe una cantidad suficiente de agua, el suelo se seca y la zona de las raíces del césped no puede extraer los nutrientes que necesita. El césped artificial, en cambio, le permite disfrutar de un jardín verde durante todo el año y sin gasto de agua.

El medio ambiente y la acumulación de agua

Además de contribuir al ahorro de agua, el césped artificial beneficia al medio ambiente de otras formas. No requiere productos químicos, como herbicidas o pesticidas. Se ahorra asimismo energía de forma considerable, puesto que no se necesitan cortacéspedes eléctricos o de gasolina.

Algunos jardineros han expresado su preocupación en torno al drenaje, ya que el suelo absorbe agua, mientras que el césped de plástico no poroso causa acumulación de agua. No es así en el caso del césped artificial, puesto que se fabrica con pequeños orificios en la base para proporcionar un drenaje excelente.

Jardines artificiales auténticos

Antes, muchos jardineros se resistían a considerar el césped artificial como alternativa por su aspecto poco auténtico, su textura abrasiva y su elevado precio. Eso ha cambiado, ya que gracias a los últimos avances, el césped artificial tiene un aspecto más parecido al del césped natural y un tacto suave. El césped artificial se diseñó en un principio para su uso en el deporte y se denominó césped astro. Desde entonces, el césped artificial se ha modificado para adecuarlo a su uso para jardines, con tonos duales, relleno de musgo y fibras de mayor altura para asemejarlo más al césped natural. Su coste ya no resulta prohibitivo, ya que varios distribuidores del Reino Unido se encargar de suministrar césped artificial de primera calidad por menos de 20 libras por metro cuadrado y el producto suele tener una garantía de al menos 3 años, en condiciones perfectas.

Las ventajas del césped artificial

El césped artificial se destina a muchos usos y todos ellos pueden contribuir al ahorro de agua. Las zonas de juego, los jardines en azoteas, las pistas para que los perros corran y los bordes de senderos cuentan con la presencia de césped natural, que puede sustituirse por césped artificial. En los casos en los que no es necesario mantener el césped (por ejemplo en jardines asilvestrados, de estilo campestre), no tampoco es necesario obviamente utilizar césped artificial. Sin embargo, si regar y cortar el césped forman parte de su rutina de mantenimiento, las ventajas son obvias.

Muchas familias están empezando a ser conscientes de las ventajas del césped artificial: hasta la famosa exposición floral Chelsea Flower Show incluye césped artificial debido a su creciente demanda. Ahora es el momento de tener en cuenta el medio ambiente y ver cómo puede ahorrar agua en su jardín mediante césped artificial.